Linaje

Comencé a estudiar Wing Chun a los 19 años de edad. En el año 1999 conocí por primera vez a mi Sifu Leandro Crivellari. En ese entonces él era el representante en la Argentina de la Escuela Moy Yat Ving Tsun Kung Fu Martial Art Sístem.

Leandro Crivellari aprendió Wing Chun primariamente gracias a su Maestro de Shaolín Horacio Di Renzo, luego viajando durante diez años a Brasil y los Estados Unidos para aprender de la mano de Sifu Leo Imamura quien aprendió del Gran Maestro Moy Yat, que fue uno de los discípulos más cercanos del célebre Gran Maestro Yip Man.

Yip Man fue el Sifu de Wing Chun más reconocido de todo el Siglo XX. Maestro de muchísimos Maestros y grandes artistas marciales, entre ellos el más grande de todos los tiempos Bruce Lee. Yip Man le transmitió sus conocimientos a Moy Yat en la isla de Hong Kong, durante 18 años mantuvieron una cercana relación pasando muchas horas al día juntos, dentro y fuera del Mo Koon (salón de práctica). Moy Yat acompañó a su Sifu hasta sus últimos años de vida.

Luego del fallecimiento de Yip Man, el Sifu Moy Yat se instala en los Estados Unidos para fundar su propia Escuela en el Barrio Chino de Nueva York. Con el correr de los años Moy Yat enseñó el arte a mucha gente de un modo muy refinado y especial, destacando la importancia de la ¨Vida Kung Fu¨, relación Maestro-Discípulo por fuera del tiempo de clases. Ademas de Sifu, Moy Yat era un artista de múltiples gustos, era pintor, escritor y tallador de piedras. Estudió también acupuntura y masaje chino, danza y Zen. En la década del ´90 mi Maestro Crivellari viajó en varias ocaciones hasta Nueva York para poder difundir el Wing Chun en la Argentina, convirtiéndose así en un pionero del arte en estas tierras.

botonlinajeleermas